Rutas en moto que no debes perderte en España – Parte 1

Los ojos miran fijamente el amplio y colorido frente a ti, y luego, desesperado por saciar tu sed de ese viaje enérgico, tu pie derecho presiona más profundamente en la caja de pedales. Trae una sonrisa a la cara. Un profundo respiro de calma.

Deambular por la sinuosa pista del aeropuerto, desviarse a los lugares ocultos más sorprendentes y viajar por carretera es una excelente manera de explorar el territorio, ¡y qué tierra de España! Sus caminos y carreteras ocupan un lugar destacado entre los muchos regalos y recompensas que se le dan al país.

Una excelente manera de explorar el país, las rutas españolas ofrecen vistas a diferentes mundos, desde glaciares y cimas de montañas en los Pirineos, formaciones volcánicas y vegetación tropical en las Islas Canarias hasta pintorescos pueblos blancos en Andalucía y encantadores pueblos costeros en el norte de España. Desde la belleza de los pequeños pueblos hasta la rica historia, cultura y gastronomía, España es una experiencia imperdible. Estas son algunas de las formas que puede seguir para disfrutar de su brillantez.

camino de plata
La mejor cobertura de los 800 km de la carretera de la plata de Gijón a Sevilla es en moto. Una versión moderna de la antigua calzada romana, los viajeros pueden seguir tanto la autovía A-66 como la clásica N-630, con límites de velocidad más bajos pero con un paisaje interesante. Sevilla es un punto de partida tan bueno como cualquier otro para este viaje, y bien vale la pena el tiempo para descubrir la historia, la cultura y la arquitectura de la ciudad (con joyas como la Giralda, la Catedral, el Real Alcázar, la Torre del Oro o el Palacio de Oro). Torre). En el camino, uno se encuentra con el yacimiento arqueológico de Itálica, la primera ciudad romana fundada en Hispania. Y cuando uno ingresa a la provincia de Badajoz, dos ciudades Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: Mérida (también conocida como «Pequeña Roma») y Cáceres, deben estar en el radar. Otras paradas incluyen Béjar, Salamanca, Zamora, León, Benavente y La Bañeza, cada una con su propio encanto. La ruta finaliza cuando atraviesa comarcas de la sierra central asturiana con impresionantes miradores naturales antes de llegar a la magnífica ciudad de Gijón a orillas del mar Cantábrico.

READ  BP inicia operaciones en la expansión de Herschel en el Golfo de México

Playa de Santa Justa, Oberco

la via verde de españa
Esta ruta de más de 800 km en el norte de España atraviesa pueblos encantadores, ciudades extraordinarias y maravillosas reservas naturales en provincias como el País Vasco/Euscadé, Cantabria, Asturias y Galicia. Partiendo de Donostia-San Sebastián, una de las ciudades más bellas de España, se recorre la N634, una pintoresca carretera paralela a la costa que atraviesa varios pueblos costeros como Zarautz y Getaria. Yendo más allá, se recomienda acudir a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en Vizcaya, uno de los humedales mejor conservados del sur de Europa, mientras que en Cantabria, el arte rupestre y lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO como la Cueva de Altamira y ciudades medievales como Santillana del Mar espera la llegada de uno. En la misma provincia, el Parque Nacional de los Picos de Europa deja sin aliento con su belleza paisajística natural. En Galicia se encuentran faros, pueblos marineros y playas vírgenes como las de Ribadeo (Lugo) y Agarda (Pontevedra). Sin embargo, el viaje está realmente incompleto sin visitar el faro de Estaca de Bares, el punto más septentrional de la península española, en la comarca de Manion (A Coruña) y el cabo Finisterre, considerado durante mucho tiempo el punto más occidental de la Tierra.

Museo Dalí en Figueres, España

Atardecer en el Pirineo de Huesca en España

Los Pirineos: del Mediterráneo al Cantábrico
La icónica cadena montañosa de los Pirineos de 430 kilómetros, que forma la frontera natural entre Francia y España, se puede explorar en coche o en moto a lo largo de un sendero de más de 650 kilómetros. Esta aventura se intercala con cascadas, valles y maravillosos bosques. Si uno comienza su viaje desde el Este, el punto de partida es el Cap de Creus (Girona), donde los Pirineos Catalanes se encuentran con el Mediterráneo. El Parque Natural del Cap de Creus alberga un faro en el extremo oriental de la España peninsular. Cerca se encuentra la ciudad costera de Cadaqués, donde vivió el gran Salvador Dalí. El Museo del Teatro Dalí rinde homenaje al genio peculiar del artista principal, y también revela a los aficionados muchas de sus obras y el lugar de su creación. Avanzando hacia el oeste a través de la provincia de Girona por la carretera N-260, la siguiente parada podría ser La Garotxa, conocida como la región volcánica, para visitar el parque natural que allí se encuentra. También es recomendable hacer una parada y dar la vuelta a lugares como Besalú, un precioso pueblo medieval, y Castelfollit de la Roca, uno de los pueblos más pequeños de España. A medida que uno se adentra en el Pirineo Aragonés en la provincia de Huesca, el Pico Aneto, el pico más alto de esta sierra, se cierne sobre sí mismo. Esta provincia también alberga pueblos de montaña de cuento de hadas como Benasque, Aínsa, Salllent de Gallego y Ansó. El tramo final del viaje se encuentra en el Pirineo navarro, al que se puede llegar por la autovía A-21. Aquí uno se encuentra con Pamplona, ​​la ciudad amada por Ernest Hemingway, y hogar de una deliciosa cocina navarra. Planee un viaje al hermoso puerto de la montaña Tabla, aunque solo sea para echar un vistazo a la colorida Selva de Irate, uno de los bosques de hayas y abetos más grandes de Europa que se visita mejor en otoño. Finalmente, uno termina su viaje por los Pirineos visitando dos pequeños pueblos en el Valle de Paztan de Navarra donde el tiempo parece haberse detenido: Amayor y Zugaramurdi.

READ  Invierta en Bitcoin, manténgase alejado del dólar y el euro - Noticias destacadas de Bitcoin

camino del vino
La ruta del vino en la región de Rioja Alavsa de España, a una distancia de 95 kilómetros, se encuentra entre las rutas en automóvil más cortas del país. Pero compensa con creces esa pérdida con la riqueza de hermosos viñedos, edificios y bodegas de vanguardia que ofrecen. El punto de partida está en Vitoria-Gasteiz, la capital del País Vasco y de la provincia de Álava, un agradable, verde y gran casco antiguo con una buena selección de bares y restaurantes. Viajando por la A-2124, que también es una carretera de montaña sobre el puerto de Herrera, se disfruta de unas impresionantes vistas del valle del Ebro y de unos estupendos miradores desde donde se puede ver todo el río Rioja Alavsa y parte de la región de La Rioja. El viaje continúa por la N-232, rodeado de hermosos viñedos y localidades como Laguardia, la capital de la comarca. Vale la pena visitar dos edificios aquí: Bodegas Ysios, que se integra perfectamente con el paisaje circundante, y Bodega Viña Real, un edificio de cedro rojo en forma de cuenco. Sin embargo, la pieza central de este fascinante viaje es Elciego, en particular, el complejo Ciudad del Vino de Frank Gehry para la bodega Marqués de Riscal de la ciudad. El complejo se eleva desde el suelo como una vid y cuenta con impresionantes interiores, un hotel y restaurante de lujo, un spa de vinoterapia, un centro de reuniones y un museo. Este «viaje de los sentidos» finaliza en Logroño, en la vecina Comunidad Autónoma de La Rioja, donde se puede sumergir en la historia de sus iglesias y palacios y participar en algunas de las mejores tapas y vino de producción local a su gusto.

READ  La reina Letizia de España muestra su bronceado con un vestido midi rosa mientras combina con chicas adolescentes en mezclilla

Interior de la bóveda de la cueva medieval de LaGuardia

El exterior de una bodega en España

Viaja y conduce para explorar España, aprende más – https://brochure.spain.info/es/vuela-y-conduce-los-mejores-viajes-por-carretera/.

Esta es una publicación patrocinada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.