¿Asistirán Cuba, Nicaragua y Venezuela a la Cumbre de las Américas? México quiere una opinión

La cumbre, organizada por la administración del presidente estadounidense Joe Biden este año, tenía como objetivo invitar a los líderes de todo el continente americano en Los Ángeles para discutir temas de política comunes. Como país anfitrión, Estados Unidos tiene derecho a hacer su lista de invitados.

En abril, el subsecretario de Estado de EE. UU., Brian Nichols, dijo a los periodistas que era poco probable que se invitara a los países autoritarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Nichols dijo que, en cambio, la conferencia de alto nivel se centrará en las democracias del hemisferio occidental.

Si bien los funcionarios de la Casa Blanca enfatizan que la lista de invitados aún no está disponible, incluso los líderes elegidos democráticamente en la región ahora advierten que no asistirán a la cumbre si no se invita a todos los países.

Cabe señalar que el presidente del vecino México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que si otros países de América fueran excluidos, él permanecería en su patria en solidaridad. “Si no están excluidos, si no están todos invitados, irá un representante del gobierno de México, pero yo no”, dijo López Obrador durante una rueda de prensa habitual el pasado martes.

Parece que las amenazas de López Obrador han llevado a Washington a reconsiderar su posición.

El lunes, López Obrador dijo que México estaba «en diálogo» con Estados Unidos.

“Al menos lo son [United States] Se comportaron de manera respetuosa y no hubo un rechazo general categórico”.

La Cumbre de las Américas se lleva a cabo cada tres años desde 1994, una oportunidad para que Estados Unidos formule políticas y fortalezca asociaciones en la región.

Cuba quedó fuera hasta 2015, cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pareció haber puesto fin a un capítulo de la Guerra Fría, sentado con el líder cubano Raúl Castro en Panamá. Al Jazeera regresó a la conferencia en 2018, aunque la bienvenida fue más fría que la de la administración Trump en ese momento, con el entonces vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, denunciando al «régimen comunista cansado» y desahogándose durante una reprimenda al ministro de Relaciones Exteriores de Cuba.

Cuba, en gran medida congelada por la actual administración hasta el momento, está buscando una oportunidad para protestar directamente contra el aumento de las sanciones de Estados Unidos contra Biden. Excluir a toda la isla dirigida por los comunistas este año, así como a los aliados Nicaragua y Venezuela, sería un mensaje definitivo de la administración de Biden.

READ  King Clay saluda al Rey de España, tiro oculto de Casper Rudd, Iga Swiatek mañana después

El exdiplomático estadounidense Eric Farnsworth, quien sirvió en la Cumbre inaugural de las Américas en Miami en 1994, dice que Estados Unidos tiene buenas razones para excluir a algunos gobiernos. ”, dijo a CNN.

Estados Unidos considera ilegítimas las elecciones del presidente venezolano Nicolás Maduro -acusado de narcotráfico- y del presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Estados Unidos aliviará algunas sanciones energéticas a Venezuela

Sin embargo, la ausencia del mexicano López Obrador sería un duro golpe dadas las fronteras e intereses comunes de Estados Unidos y México. “El presidente de México es claramente un jugador crítico en términos de las relaciones con Estados Unidos, pero también en términos de temas que Estados Unidos quiere discutir en la cumbre de Los Ángeles, en particular la inmigración”, dijo Farnsworth.

Fuera de México, las posibles no presentaciones incluyen líderes de izquierda en Bolivia y Honduras. Chiomara Castro, presidenta de Honduras, escribió en su Twitter: “Si no somos todos los países, esta no es la Cumbre de las Américas. El mejor estudio de un americano es América”.

El presidente de Guatemala ya ha dicho que no irá, luego de que Estados Unidos impusiera sanciones al fiscal general del país.

Y se dice que Brasil, el peso pesado geopolítico, está indeciso. Según Reuters, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil dijo que aún no se había tomado una decisión sobre si asistiría o no el presidente Jair Bolsonaro. «Se está estudiando la asistencia del presidente y no se ha confirmado», dijo el funcionario a la agencia de noticias. Bolsonaro y Biden no se han hablado.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, en tuits la semana pasada acusó a Estados Unidos de excluir a su país, y el canciller venezolano, Carlos Faria, elogió la intervención de México.

READ  Cómo cancelar la deuda en España Second Chance Act

Mientras tanto, el líder nicaragüense Daniel Ortega dijo que no iría aunque se desplegara la alfombra roja.

«No estamos interesados ​​en asistir a esa cumbre», dijo, y agregó que la conferencia ahora estaba «sucia, embarrada».

Carol Suárez y Stefano Posippon de CNN contribuyeron a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.