Los cruces fronterizos ilegales desde México han disminuido después de un máximo récord en diciembre, y el número de migrantes procedentes de Venezuela está disminuyendo.

Washington | Los arrestos relacionados con cruces ilegales en la frontera de Estados Unidos con México cayeron a la mitad en enero desde niveles récord en diciembre hasta el tercer mes más bajo de la presidencia de Joe Biden, dijeron las autoridades el martes.

La fuerte caída es una buena noticia para la Casa Blanca, aunque sea temporal, ya que la inmigración se ha convertido en uno de los mayores temas en las elecciones presidenciales de este año, y las encuestas muestran que es la principal preocupación entre muchos votantes republicanos en las primeras primarias. Los republicanos de la Cámara de Representantes votaron el martes a favor de acusar al secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, por su supervisión fronteriza.

Troy Miller, comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, dijo que las disminuciones estacionales y una mayor aplicación de la ley por parte de Estados Unidos y sus aliados llevaron a la fuerte caída. Las autoridades estadounidenses han elogiado repetidamente a México por la represión que inició a finales de diciembre.

Las detenciones de la Patrulla Fronteriza totalizaron 124.220 en enero, un 50% menos que las 249.735 de diciembre, la cifra mensual más alta registrada. Los arrestos de venezolanos cayeron un 91% a 4.422 personas desde 46.920 en diciembre.

Las cifras van y vienen, y la caída de enero puede ser débil. Panamá informó que 36.001 migrantes cruzaron el famoso Tapón del Darién en enero, un aumento del 46% con respecto a diciembre. La gran mayoría de quienes cruzan la selva panameña son venezolanos que se dirigen a Estados Unidos, con un gran número de personas provenientes de Haití, China, Ecuador y Colombia.

READ  RB Superstar Leipzig: "¿Jugar en España? Mentiría si dijera que ese no es mi objetivo"

«Seguimos enfrentando serios desafíos a lo largo de nuestra frontera que exceden la capacidad del sistema de inmigración», dijo Miller.

Tucson, Arizona, volvió a ser el sector más concurrido por cruces ilegales con 50.565 arrestos, un 37% menos que en diciembre, seguido de San Diego. Los arrestos en el sector Del Río de la Patrulla Fronteriza, que incluye la ciudad de Eagle Pass, el foco principal de los esfuerzos policiales del gobernador de Texas Greg Abbott, cayeron un 76% desde diciembre a 16,712, el nivel más bajo desde diciembre de 2021. Arrestos en Río de Texas Grande y Valley cayeron un 60% a 7.340, el nivel más bajo desde julio de 2020.

Los únicos meses de la presidencia de Biden en los que se produjeron menos arrestos en la frontera fueron junio de 2023, después de que se levantaran las restricciones de asilo relacionadas con la pandemia, y febrero de 2021, su primer mes completo en el cargo.

Durante una entrevista con The Associated Press en enero, Mayorkas dijo que la agencia de control de inmigración de México no tenía el dinero en diciembre para llevar a cabo acciones de control, pero cuando eso se corrigió, hubo una disminución inmediata y significativa en el número de inmigrantes encontrados en la frontera. frontera sur.

Al incluir a los inmigrantes a los que se les permitió ingresar a los Estados Unidos bajo vías legales nuevas o ampliadas, los encuentros con migrantes totalizaron 176,205 en enero después de superar los 300,000 por primera vez en diciembre. Las autoridades estadounidenses aceptaron a unas 45.000 personas para cruzar por tierra con México en enero a través de un sistema de citas en línea llamado CBP One, lo que eleva el total a 459.118 desde que se introdujo el año anterior.

READ  Familias de Soledad se reencuentran con sus abuelos tras décadas de separación en México – KION546

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *