La Masia de Barcelona finalmente ha abierto sus puertas a las futbolistas – Sports News, Firstpost

Desde que abrió en 1979 como una antigua casa junto al Camp Nou, La Masia nunca ha tenido vecinos.

La portera del Barcelona B, Laura Coronado posa frente a la casa de La Masia. Foto de AFP

Cuando Claudia Riumalo Pineda se despierta, no tarda mucho en darse cuenta de dónde está.

Desde la ventana de su dormitorio, puede ver el estadio Johan Cruyff dentro del campo de entrenamiento de la Ciutat Esportiva de Barcelona, ​​donde sueña con jugar algún día para el primer equipo femenino.

Ella está en el camino correcto. El joven de 18 años es uno de los nueve jugadores pioneros que esta temporada se convirtió en el primer jugador en anotar en La Masia, la famosa academia de fútbol de Barcelona y campo de pruebas para jugadores como Lionel Messi, Andrés Iniesta y Xavi Hernández.

Desde que abrió en 1979 como una antigua casa junto al Camp Nou, La Masia nunca ha tenido vecinos.

Pero el equipo femenino lleva mucho tiempo llamando a la puerta, ya que el Barcelona Femini ganó la Liga de Campeones, la Liga Femenina y la Copa Reina la temporada pasada.

“Este año nos regalaron La Masia, que es un regalo”, dice Claudia, que durante años tuvo que viajar a una hora en coche desde su ciudad natal de Girona solo para poder entrenar con las chicas.

Habiendo jugado para competidores locales en el Espanyol, ahora representa al Barcelona B y por las tardes estudia química en la universidad.

La crisis financiera y la salida inesperada de Messi se han visto sacudidas por la mayoría de las buenas noticias sobre el club de estos días procedentes de la selección femenina.

READ  Borussia Monchengladbach vs Manchester City: el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League en Budapest | noticias de futbol

Además del hat-trick de la temporada pasada, la capitana del Barcelona Alexia Butillas fue nombrada Jugadora del Año de la UEFA y ahora ha sido nominada, junto con cuatro de sus compañeras, al Balón de Oro Femenino.

“Es una gran responsabilidad porque somos las pioneras, pero también es bueno saber que eres una de las primeras mujeres en ir a La Masia”, dice la guardabosques de 18 años Laura Coronado.

La foto de Coronado, como la que se tomó para otras 105 personas en La Masia repartidas por los cinco deportes profesionales del club, ahora se encuentra en la recepción del complejo más moderno que reemplazó a su lugar original en 2011.

Gavi, la nueva joya del equipo masculino, llegó cuando tenía once años y todavía vive allí. Ansu Fati, de 19 años, también es un antiguo residente.

“Lo bueno que tenemos en este club es que el espejo es muy claro”, explica Markel Zubizarreta, director deportivo del Barcelona Femini. “Solo tenemos que mirar al equipo masculino para ver a qué debemos apuntar”.

De fuerza a fuerza

En el pasillo hacia la sala de juegos hay otro recordatorio: un mural en la pared en honor al partido entre Levante y Barcelona el 25 de noviembre de 2012.

Fue otra victoria que ayudó al Barcelona a ganar el título ese año, pero también fue un hito para La Masia, después de que el Barcelona tuviera 11 jugadores locales en el campo, sin mencionar al fallecido entrenador Tito Vilanova.

En ese momento, era difícil imaginar cómo el equipo femenino podría encontrar un respiro en un club donde el equipo masculino era tan dominante, pero el partido de la victoria continuó avanzando de un punto a otro.

READ  Gira de la Nations League: España vence a Suiza, Alemania gana en Ucrania | noticias de futbol

En 2020, había 77.400 jugadoras con licencia en España, lo que representa el 7,2 por ciento de todos los futbolistas federales, según estadísticas del Ministerio de Deportes.

Todavía es un número pequeño, pero es una clara mejora con respecto a 2011, cuando solo había 36.200, el 4,3 por ciento del total.

“Todavía faltan muchas cosas, como el profesionalismo en la liga”, dice Coronado.

“Sabemos que los sueldos no serán iguales, pero nos gustaría poder vivir más cómodamente con el fútbol, ​​y por eso luchamos”.

El Ministerio de Deportes de España aprobó la profesionalización de la liga española de fútbol Femenina en junio, pero las negociaciones para su finalización parecen complicadas.

Para todo el mundo

Como muchos de su generación, la defensa del Barcelona Gana Fernández comenzó a jugar con los chicos.

A la edad de seis años, convenció a sus padres para que la dejaran unirse a su equipo local, y ahora a los 19, ya había ganado el Treble. Pero el camino no fue fácil.

“Estoy tratando de recordarles a las chicas que están ahora en La Masia que aprovechen al máximo porque a mí me hubiera encantado estar aquí”, explica Fernández, que compagina el fútbol profesional con el trabajo en publicidad.

El deporte femenino ha dado un gran salto en los últimos años, pero aún queda trabajo por hacer.

“Queremos luchar para conseguir más y más para los que están jugando ahora”, dice Fernández. “Y para los que aún no han venido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *