Regiones de España acuerdan restringir los viajes durante la Semana Santa, pero Madrid rechaza esta medida Sociedad

La ministra de Salud, Carolina Daria, y el ministro de Política Regional y Función Pública, Mikel Essita, el miércoles.Borja Puig de la Bellacasa / Paul Moncloa / EFE

El Consejo Interregional del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que reúne a los jefes regionales de salud de la nación y al Ministerio de Salud central, acordó este miércoles restringir los viajes durante las próximas vacaciones de Semana Santa y el fin de semana largo en San José. Todos los territorios estarán sujetos a cierres colindantes, según decisión, a excepción de Canarias y Baleares.

El acuerdo, que tiene como objetivo prevenir la propagación del coronavirus, ha sido aprobado por las 17 regiones del país excepto Madrid. Pese a la oposición de la provincia, que ha estado reñida con el gobierno central por el acceso a las restricciones por coronavirus desde que comenzó la crisis sanitaria, los cierres serán “obligatorios”, según la ministra de Salud, Carolina Daria, y se publicarán en el diario del gobierno. Boletín Oficial del Estado (BOE).

Madrid no cerrará sus fronteras. Tomaremos las medidas que consideremos oportunas

Jefe Regional de Salud Enrique Ruiz Escudero

Sin embargo, un funcionario de Madrid dijo el miércoles por la noche que no cumpliría con las restricciones. “Madrid no cerrará sus fronteras”, dijo el responsable regional de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. “Tomaremos las medidas que consideremos apropiadas”.

El CISNS aprobó ayer un documento facilitado por el Ministerio de Sanidad el día anterior. El texto incluye cierres periféricos para regiones del 26 de marzo al 9 de abril, y del 17 de marzo al 21 de marzo en regiones donde el 19 de marzo es feriado por el Día del Padre o San José.

READ  Cayuga, México Estudiantes de arte trabajan juntos en un proyecto | Estilos de vida

Las restricciones también imponen un toque de queda nocturno de 11 p.m. a 6 a.m., aunque las áreas serán libres de adelantar la hora de inicio a las 10 p.m. si lo desean. En cuanto al número de personas autorizadas a reunirse, se limitará a cuatro en espacios públicos cerrados y seis en espacios abiertos, a menos que las personas interesadas vivan juntas. En privado, solo los miembros de la misma familia pueden reunirse.

El documento también recomienda evitar eventos con “cualquier tipo” de multitudes y advierte a las regiones que no alivien las restricciones de coronavirus en las dos semanas previas a la Semana Santa, es decir, a partir del 12 de marzo, incluso si su situación epidemiológica mejora.

Aunque Canarias y Baleares no estarán sujetas a cierres oceánicos, no se permitirá la entrada de turistas al archipiélago. Los viajes a estas áreas solo estarán permitidos por los motivos enumerados en el Estado de advertencia continua. Estos incluyen regresar a la residencia normal de un individuo, para exámenes médicos, trabajo y cuidado de adultos con discapacidades o para exámenes. Se requieren pruebas de coronavirus negativas para tales viajes. “Queremos dejar en claro que no se puede ir a las islas por turismo”, dijo Daria el miércoles.

Sin embargo, estas restricciones no significan que los visitantes extranjeros no puedan viajar a España. El tráfico internacional continuará durante Semana Santa, ya que los viajeros están sujetos a restricciones de país a país. Por ejemplo, las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa negativa para llegadas desde lugares considerados por las autoridades españolas como países peligrosos, y solo ciudadanos españoles y personas con residencia oficial en España en el caso de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil debido a las enfermedades más contagiosas. variantes del coronavirus que se descubrió en esos países. Sin embargo, los viajeros internacionales no podrán salir del área a la que llegan debido a las restricciones.

READ  Grace golpeará a México como un huracán dos veces

Objeciones de Madrid

La oposición de la Comunidad de Madrid al bloqueo de la periferia plantea una serie de interrogantes sobre lo que realmente sucederá en la práctica. El estado de alerta actual puesto en marcha por el gobierno central, con el objetivo de permitir que las regiones restrinjan el movimiento de ciudadanos sin impugnar a los tribunales, significa que la administración de cada provincia es responsable del cierre. Sus límites. “Esto no lo puede hacer cumplir el CISNS”, explica Alberto López Basaguren, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad del País Vasco. Pero si todos los territorios restantes están cerrados, los madrileños no tendrán a dónde ir de todos modos, excepto a las Islas Canarias y las Islas Baleares, pero la entrada a esas islas está restringida por las reglas anteriores.

Medidas ‘razonables’

Según Fernando Rodríguez-Artalejo, catedrático de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, las actuaciones del CISNS son “razonables”. Agrega: “La proporción de personas que se han vacunado es muy baja, la disminución de las tasas de infección se está desacelerando, y todavía hay muchos pacientes en las unidades de cuidados intensivos y la situación en los países europeos vecinos está empeorando”.

Pedro Joulon, de la Sociedad Española de Epidemiología, está de acuerdo, señalando que en la práctica detener la propagación del coronavirus depende de la ciudadanía, dado que es prácticamente imposible controlar todos los viajes. En su opinión, los intentos de evitar un “movimiento excesivo” en un momento en que las tasas de infección varían mucho entre las regiones tienen sentido, pero cree que también sería razonable permitir algunos viajes que no sean de vacaciones. “La gente está tan cansada”, dice. “Hay personas que se sienten muy solas y tal vez sea posible considerar moverse para recibir atención”.

READ  Japón gana el partido inaugural y Tailandia sorprendió a España en el Gran Premio Mundial de Fútbol para Ciegos.

Versión inglesa por Simon Hunter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *