Holbox

Activista pide cuidar el manejo ecológico de Holbox

432 0

La directora regional sureste del Cetro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), María del Pilar Diez-Hidalgo Casanovas, llamó a defender el programa de manejo ecológico de Holbox, en virtud de que empresarios y ejidatarios promovieron amparos para fraccionar el territorio de la isla y construir en ella 21 mil cuartos en los próximos años.

En declaraciones en esta ciudad, la activista cuestionó la legalidad de comprar terrenos en un Área Natural Protegida para destruirla y reveló un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza que recién les presentaron y que demostraría que el área es “súper vulnerable” al cambio climático y que allí no puede construirse.

Recordó que la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) presentó en agosto pasado un escrito ante el juzgado séptimo de distrito contra el megaproyecto turístico en el área de flora y fauna de Yum Balam, que incluye la ínsula.

Allá, abundó, en octubre de 2018, con 24 años de retraso, fue publicado el Programa de Manejo, contra el que se ampararon propietarios de la tierra, tanto privados, como ejidatarios.

“Son más de 20 (personas que se ampararon), sí pero creo que lo más importante es que finalmente metimos escritos como terceros interesados, sólo en cinco porque es muy difícil de manejar tantos al mismo tiempo.

Agregó que lo que los empresarios nuevos hicieron fue comprar; compraron en 2014, los nuevos ejidos, pues antes era nada más el de Holbox.“Se dividió en cuatro ejidos, incluso uno se llama Península, como Grupo Península, que son los de Bepensa (Fernando Ponce García empresario yucateco)”, explicó la activista.

Holbox

Diez-Hidalgo recordó que las playas de Holbox son el principal lugar de anidación de cuatro tortugas en peligro de extinción: carey, verde, caguama y laúd, así como especies terrestres en peligro de extinción como el jaguar.

Además, los manglares y pastos marinos de Yum Balam evitan la fuga de 38.5 millones de toneladas de bióxido de carbono (CO2), equivalentes a la emisión de gases de efecto invernadero de 9.4 millones de mexicanos.

“Es un mensaje claro de la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) de que una vez constituida un Área Natural Protegida, no se vale comprar para destruir, y justamente lo que quieren es todo el territorio de la isla, que está virgen, que tiene el montón de especie y humedales.

Además, nos presentaron ahorita unos estudios que de verdad evidencian que la zona está súper vulnerable al cambio climático y que no se puede construir en ella”.

Económicamente viable para Holbox

Al respecto, la ex presidenta de la Asociación de Hoteles de Holbox, e integrante del Consejo Asesor de Yum Balam, Alejandrina Selem Salas, recordó que previamente recibieron el informe de una consultoría que les recomendó, por ser económicamente viable, la construcción del megaproyecto turístico.

En ese sentido, sostuvo que la propia gente local es la que atenta y acaba con la isla, al denunciar que se trata de dueños de inmuebles ampliamente conocidos en la ínsula que tienen propiedades con hasta cuatro o más funciones simultáneas: casa, hotel, tienda, restaurante y rentadora de carritos de golf.

“Lo que le hace daño a Holbox es la falta de autoridad, la falta de ordenamiento; o sea, no puede ser que todo mundo se pase las leyes por… me explico. Yo creo que es necesario hacer eso, es necesario; sé que están los del Cemda y gente que realmente sabe del tema y tiene las características para sacar adelante eso”, comentó la empresaria.

Finalmente, María del Pilar Diez-Hidalgo Casanovas puntualizó que sabe, por expertos, que la construcción de cada cuarto de hotel generaría cambios en el uso del suelo, pérdida de flora y fauna y otros daños irreversibles en las características del lugar, por lo que apostar por el desarrollo de megaproyectos turísticos es incompatible para lograr la justicia climática para Holbox.

(Con información de Infoqroo)

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *