Putin extiende su gobierno en las elecciones rusas programadas después de la represión más dura desde la era soviética

El presidente ruso Vladimir Putin reforzó su control sobre Rusia por otros seis años el lunes después de ganar una elección aplastante que siguió a la represión más dura contra la disidencia y la libertad de expresión desde la época soviética.

Aunque el resultado nunca estuvo en duda, los rusos intentaron desafiar el resultado inevitable, respondiendo a un llamado para protestar por la represión de Putin en casa y su guerra en Ucrania presentándose en los colegios electorales el domingo por la tarde. Pero a partir de los primeros informes, estaba claro que Putin extendería su gobierno de casi un cuarto de siglo con un quinto mandato.

Con casi todos los distritos electorales contados el lunes, los funcionarios electorales dijeron que Putin recibió un número récord de votos, un hecho nada sorprendente que subraya el control total del líder ruso sobre el sistema político del país.

Putin ha liderado a Rusia como presidente o primer ministro desde diciembre de 1999, un período marcado por la agresión militar internacional y la creciente intolerancia hacia la disidencia. Al final de su quinto mandato, Putin será el líder con más años de servicio en Rusia desde Catalina la Grande, que gobernó durante el siglo XVIII.

READ  Oficial: Rusia podría discutir intercambio entre corresponsal de Wall Street Journal-World News

Cuando llegaron los primeros resultados, Putin los aclamó como una indicación de «confianza» y «esperanza» en él, mientras que los críticos los vieron como otro reflejo de la naturaleza preprogramada de las elecciones.

«Por supuesto, tenemos muchas tareas por delante. Pero quiero dejar claro a todos: cuando estábamos unidos, nadie fue capaz de intimidarnos, o suprimir nuestra voluntad y nuestra conciencia de nosotros mismos. Han fracasado en el pasado y fracasarán”, dijo durante una reunión con su equipo de campaña después del cierre de las urnas.

Cualquier crítica pública a Putin o su guerra en Ucrania ha sido reprimida. Los medios independientes han quedado paralizados. Su mayor enemigo político, Alexei Navalny, murió en una prisión del Ártico el mes pasado, y otros críticos están en prisión o en el exilio.

Aparte del hecho de que los votantes no tuvieron otra opción, el seguimiento independiente de las elecciones fue muy limitado.

La Comisión Electoral Central de Rusia dijo el lunes que después de contar casi el 100% de los distritos electorales, Putin recibió el 87% de los votos. La jefa de la Comisión Electoral Central, Ella Pamfilova, dijo que casi 76 millones de votantes votaron por Putin, el mayor número de votos jamás recibido por Putin.

Los líderes occidentales denunciaron las elecciones como mero fraude, mientras que el presidente Volodymyr Zelensky criticó especialmente la votación en las regiones ucranianas que Rusia anexó ilegalmente, diciendo que «todo lo que Rusia hace en los territorios ocupados de Ucrania es un crimen».

El ministro lituano de Asuntos Exteriores, Gabrielius Landsbergis, dijo que la votación del fin de semana «ciertamente no puede considerarse elección».

«Es un procedimiento que se supone se parece a una elección, y algunos podrían llamarlo un reinicio, porque carece de legitimidad», dijo.

Mientras tanto, el presidente chino Xi Jinping y el líder norcoreano Kim Jong Un se apresuraron a felicitar a Putin, junto con algunos líderes de América Central y del Sur y jefes de países con estrechas relaciones históricas y actuales con Rusia, como Azerbaiyán, Bielorrusia, Kazajstán, Tayikistán y Uzbekistán. .

READ  Las fotos de antes y después muestran la gravedad de las inundaciones en Pakistán

En un entorno estrictamente controlado, los asociados de Navalny instaron a aquellos insatisfechos con Putin o con la guerra a acudir a las urnas al mediodía del domingo, y las colas frente a varios colegios electorales dentro de Rusia y en sus embajadas en todo el mundo parecían aumentar a la misma hora. tiempo. .

Entre los que respondieron a la invitación se encontraba Yulia Navalnaya, la viuda de Navalny, que pasó más de cinco horas haciendo fila frente a la embajada rusa en Berlín. Dijo a los periodistas que escribió el nombre de su difunto marido en su boleta.

Cuando se le preguntó si tenía un mensaje para Putin, Navalnaya respondió: “Por favor, dejen de pedir mensajes míos o de alguien para el señor Putin. «No puede haber negociaciones ni nada con el señor Putin, porque es un asesino, es un gángster».

Un votante en Moscú, que se identificó sólo como Vadim, dijo que esperaba un cambio, pero añadió: «Desafortunadamente, esto es poco probable». Al igual que otros, su nombre completo no fue revelado por motivos de seguridad.

Mientras tanto, los partidarios de Navalny acudieron en masa a su tumba en Moscú, y algunos llevaron papeletas con su nombre.

Putin ignoró la efectividad de la aparente protesta y rechazó las críticas occidentales a la votación mientras intentaba darle la vuelta a Occidente, acusando que los cuatro casos penales contra el candidato republicano estadounidense Donald Trump eran el uso del poder judicial para lograr objetivos políticos y describiendo la descrédito de la democracia en Estados Unidos como un «desastre».

Y añadió: «El mundo entero se ríe de él».

Putin se refirió públicamente a Navalny por su nombre por primera vez en la conferencia de prensa, declarando que estaba dispuesto a liberarlo a cambio de prisioneros no identificados en prisiones occidentales pocos días antes de la muerte del líder de la oposición.

READ  La Marina de los EE. UU. Acusa a un marinero un año después de que un incendio destruyera un buque de guerra anclado

Algunas personas dijeron a la AP que estaban felices de votar por Putin, lo cual no sorprende en un país donde la televisión estatal transmite los tambores del líder ruso y donde expresar cualquier otra opinión es arriesgado.

Dmitry Sergeenko, que votó en Moscú, dijo: «Estoy contento con todo y quiero que todo siga como está ahora».

La votación se llevó a cabo durante tres días en los colegios electorales de todo el vasto país, en las regiones anexionadas ilegalmente de Ucrania y a través de Internet.

Varias personas fueron arrestadas, incluso en Moscú y San Petersburgo, después de que intentaron iniciar incendios o detonar explosivos en los colegios electorales, mientras que algunas otras fueron detenidas por arrojar desinfectante verde o tinta en las urnas. La policía arrestó a más personas por intentar protestar.

OVD-Info, un grupo que monitorea los arrestos políticos, dijo que el domingo unas 90 personas fueron arrestadas en 22 ciudades de Rusia.

Stanislav Andreychuk, copresidente de la organización independiente de seguimiento electoral Golos, dijo que los rusos eran registrados al entrar en los colegios electorales, que hubo intentos de comprobar las papeletas rellenas antes de emitirlas y que un informe decía que la policía pidió abrir una urna para retirarlas. una de las urnas. Votación.

Esto dejó poco espacio para que la gente se expresara. Sin embargo, al mediodía se formaron enormes colas frente a las misiones diplomáticas en Londres, Berlín, París y otras ciudades con grandes comunidades rusas, muchas de las cuales abandonaron sus hogares después de la invasión de Ucrania por parte de Putin.

«Si tenemos la opción de protestar, creo que es importante aprovechar cualquier oportunidad», dijo Tatiana, de 23 años, que estaba votando en Tallin, la capital de Estonia, y dijo que había venido para participar en la protesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *