El Parlamento español confirma el nombramiento de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno – Politico

Pedro Sánchez obtuvo el jueves el apoyo de una mayoría de legisladores en el parlamento español para formar un nuevo gobierno, poniendo fin a cuatro meses de parálisis política en Madrid.

El primer ministro de 51 años ganó la votación en el muy dividido parlamento de 350 escaños de España, recibiendo votos a favor de todos los grupos de izquierda y separatistas. En total, 179 legisladores apoyaron a Sánchez.

Los siete legisladores pertenecientes al partido separatista catalán Junts, que tenía el poder de nombrar a Sánchez como primer ministro u obligar a España a celebrar nuevas elecciones, votaron por él. Lo mismo hizo el único representante de la coalición de las Islas Canarias, que el mes pasado también votó a favor del fallido intento del líder de centroderecha del Partido Popular, Alberto Núñez Viejo, de formar gobierno.

Como era de esperar, 171 diputados pertenecientes al partido de Vigo y al grupo de extrema derecha Vox, así como a la conservadora Unión del Pueblo de Navarra, votaron en contra del candidato socialista.

La victoria de Sánchez en el parlamento pone fin a un período de agitación política que comenzó en mayo, cuando el líder socialista convocó elecciones anticipadas después de que su partido sufriera grandes pérdidas en las elecciones regionales y locales a nivel nacional.

En ese momento, Sánchez dijo que los españoles debían “dejar claro qué fuerzas políticas quieren que tomen la iniciativa” y que era hora de dejar que los votantes “determinaran la dirección política del país”.

Después de una dolorosa campaña electoral, los votantes respondieron al llamado de Sánchez eligiendo un parlamento sin mayoría, en el que los bloques políticos de izquierda y derecha no lograron una mayoría.

READ  Presidente mexicano pide a legisladores permitir la entrada de entrenadores militares estadounidenses a México

Sánchez reconoció inmediatamente la necesidad de conseguir el apoyo de los partidos separatistas en el ciclo aéreo y se puso a negociar acuerdos de apoyo con cada uno de ellos.

El acuerdo más complejo fue el firmado con el partido Juntes, controlado por el expresidente catalán Carles Puigdemont. El líder separatista, que vive en un exilio autoimpuesto en Bélgica desde el fallido referéndum de independencia de Cataluña en 2017, pidió una amnistía para las personas que han sido juzgadas por acciones vinculadas al movimiento.

Aunque Sánchez ha sostenido durante mucho tiempo que tal amnistía general es imposible porque contraviene la Constitución española, su partido presentó el lunes un proyecto de ley para otorgar amnistía a personas involucradas en el movimiento independentista catalán durante la última década.

La ira por la controvertida propuesta ha llevado a cientos de miles de españoles a salir a las calles en protesta y ha puesto de relieve las profundas tensiones que persisten.

Durante toda la semana, simpatizantes de derecha -incluido el provocador estadounidense Tucker Carlson- han ocupado la calle que alberga la sede del Partido Socialista en Madrid. El jueves, un grupo de diputados socialistas fueron arrojados con huevos cuando se dirigían al Parlamento.

Alberto Núñez Viejo se quedó sin opciones para formar gobierno luego de que dos grandes partidos regionales rechazaran sus iniciativas | Thomas Cox/AFP vía Getty Images

Durante el acalorado debate que precedió a la votación, el líder del Partido Popular, Vigo, acusó a Sánchez de cometer “corrupción política” al realizar acuerdos “contrarios al interés público” y cuyo único motivo era el “beneficio personal”.

Figo predijo que el proyecto de ley de amnistía revitalizaría el movimiento independentista catalán y amenazaría la integridad de España como Estado.

«Nadie ha hecho más por la causa secesionista que el señor Sánchez», dijo.

READ  Frank, Georgette continúan girando frente a las costas de México; Posibles corrientes de resaca en California

Sin embargo, Sánchez respondió que la propuesta legislativa promueve una mayor unidad nacional a través del “diálogo y la tolerancia” y justificó el papel de su gobierno entrante como baluarte contra las fuerzas de derecha que intentan “mantener a las mujeres en la cocina y a la comunidad LGBT en el armario”. «

El líder socialista pretende formar un gobierno en minoría con la coalición de extrema izquierda de Somar, cuya líder Yolanda Díaz fue viceprimera ministra segunda en el gobierno anterior.

Se espera que Sánchez preste juramento ante el rey Felipe VI de España el viernes y pase el fin de semana recopilando los nombres de los ministros que quiere en su gabinete, el segundo gobierno de coalición de España desde la década de 1930.

Las enormes diferencias ideológicas entre los partidarios del primer ministro dificultarán que el nuevo gobierno apruebe leyes importantes. Pero Sánchez enfatiza que su objetivo es cumplir un mandato completo de cuatro años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *