Con Corrales y sin Sagossin, España semifinalista

Rodrigo Corrales celebra la honestidad contra Noruega Peter David Josick / Paul /.

Primero con un balonmano sinfónico y luego un espectáculo de luces, España avanzó a las semifinales del Mundial, un nivel con el que ha estado luchando desde 2015 en un torneo que últimamente estaba fuera de su alcance. Todo le fue más fácil gracias a una brillante actuación de Rodrigo Corrales y la lesión del genio noruego, Sander Sagossen, que se retiró con una herida en el minuto 22 y volvió por poco tiempo en la segunda parte. Su equipo no se rindió, remaron como buenos vikingos hasta la playa y pusieron escéptico al equipo tras el descanso, pero el portero gallego tenía respuesta para casi todo: 19 tacleadas y un 44% de acierto.

Cuando España estaba tan espléndidamente repartida y cuando rondaba por el vestuario, siempre estaba el portero de Vesprm, que desbordaba con todas las acrobacias posibles. Si Jordi Ribera aún no sabe qué pasará con los españoles cuando haga la obligatoria regeneración de generaciones tras los Juegos, el gol será una buena palanca. Corrales, Pérez de Vargas, son amigos desde pequeños, ambos montan, montan mucho. En la otra costa, Alex Dujchibayev (ocho goles) y Robin Marchan (seis goles sin falta) parecían apoyar a Noruega, otros dos pilares sobre los que se podía construir el futuro. El primogénito de una saga única y un grupo de novatos que todavía se parte la cabeza.

El equipo los verá el viernes (20.30, Tdp) por un lugar en la final ante Dinamarca, el campeón defensor, que derrotó a Egipto con un dramático marcador, decidido en una tanda de penaltis luego de que dos prórrogas terminaron expulsando a los jugadores (el danés , Mikel Hansen y el egipcio Al-Masry) debido a actos de sabotaje cuando su equipo ganó.Ya tenían el partido y se dedicaron a perder el tiempo. Total locura.

READ  Egan Bernal es tercero en el Tour de la Provence mientras Mark Cavendish pelea en su debut

Efecto Marchan

Antes de que el físico rompiera a Sagosen, fue Rodrigo Corrales quien lo detuvo. Con el gallego en la portería, España empezó rápidamente a definir el área. En los primeros diez minutos, ya había detenido cuatro balones de su excompañero del PSG, que había marcado solo uno de los cinco primeros tiros. El portero apretó los tornillos en una defensa posicionada mientras que del otro lado del campo el portero Marchand despejó las pistas.

Es el último en incorporarse a la selección nacional, y nunca antes lo había visto en las clases inferiores de la selección nacional, y enloqueció a los escandinavos, sobre todo en la primera parte. Por lo que hizo directamente (cuatro goles sin falta hasta el final de la primera parte, además de un penalti y una eliminación forzada) y las dudas que puso en sus cuerpos. A mediados del primer semestre y obsesionado con coser desgarrándolo, el trasero noruego se cerró sobre él y luego España empezó a castigar al exterior. El arco samurái de Maqueda, que hasta ahora era más triste que en el último europeo, soltó felizmente su brazo izquierdo y Alex Dujshebaev se unió a la misión. Sin Sagossen en la pista, el balonmano de la selección se desarrollaría con facilidad. Los 21 goles que pasaron por los vestuarios marcaron la asombrosa actuación de los hijos de Jordi Ribera.

Pero la luz se cortó. Después del descanso, el equipo atrapado se convirtió en un grupo estable. Le llevó seis minutos y medio debutar en el ataque. Solo cuatro goles en 15 minutos. Noruega presionó y corrió a la menor oportunidad, pero nuevamente Corrales mantuvo firme el andamio. Otra ola de intervenciones dramáticas frenó la inundación del Norte. Marchan continuó la misión, anotando dos goles en un momento delicado, y Alex Dugshibaev se sumó al grande, que había dejado otra gran actuación, nuevamente cuando el sol estaba más caliente. Los escandinavos se fueron con todo, recuperando duro al Sajossen 13 minutos antes del final y con 26-22, pero su aparición era necesaria y yo no pude. Los dolores en su costado seguramente lo trajeron de regreso a la banda. Su pueblo, desolado, continuó sus esfuerzos, aunque el duelo ya no se retiraba. España vuelve a estar en semifinales, las carreteras vuelven a estar más o menos iluminadas.

READ  Nations League Tour: Ansu Fati logra la victoria de España, el empate de Alemania con Suiza | noticias de futbol

España 31- Noruega 26

España: Corrales. Sully (3, 2p), Á. Dujshebaev (8), R. Entrerríos (1), Cañellas (1), Á. Fernandez (3) y Marchan (6) – Equipo Junior – B. De Vargas (ps), prof. Gómez (1), Makeda (4), Sarmiento (1), Dujchibayev (3), Areno (-), Figueras (-), c. Guardiola (-) y Moros (-).

Noruega: Bergerode Bjornsen (-), Reinkind (-), Overby (3), O’Sullivan (3), Sagosen (4, 1p) y Jondal (6) – Equipo titular – Saeveras (ps), Myrhol (2), Tonnesen (-), Johanssen (4), Tangen (1), Pettersen (-), Solstad (-), Gulliksen (-) y Bloons (3p)

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-5, 9-7, 12-8, 16-11 y 21-15 (resto); 21-17, 23-20, 26-22, 27-23, 28-24, 31-26 (final)

Referencias: Nachevsky y Nikolov. A 2 minutos de Maqueda (2), Gideon Guardiola, Overby, Reinkind y Solstad.

El nuevo ala de la capital administrativa. A puerta cerrada.

La etapa final del torneo

Habitaciones. Dinamarca, 39, Egipto, 38, Francia, 35, Hungría, 32, Suecia, 35, Qatar, 23, España, 31, Noruega, 26.

Partidos de semifinales (viernes). España-Dinamarca (20.30) Francia-Suecia (17.30 horas) Tdp.

Tercer y cuarto lugar. Domingo. 14.30.

Final. Domingo. 17.30.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *