Dice la defensa que Martins fue aprehendido ilegalmente

29 0

Chetumal, 9 de octubre (Infoqroo).— La defensa de Raúl Luis Martins Coggiola, ex agente de inteligencia argentino arrestado en Cancún, luego de vivir ahí durante 16 años en total impunidad y a quien se vincula con una importante red de trata de personas, denunció irregularidades en las que incurrió personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en esa ciudad de la zona norte, pues no portaba ni gafetes, no usó vehículos oficiales y tampoco documentos que acreditarán sus acciones para detener al empresario.
Además, fue incomunicado, privado ilegalmente de su libertad por más de 26 horas sin recibir atención médica por sus padecimientos cardiacos y de hipertensión, añadió el abogado Ricardo Hernández Santillán quién encabeza la defensa de Martins.

Al hacer un recuento de las irregularidades, sostuvo que la detención se concretó el pasado 3 de octubre en la ciudad de Cancún, no el día 4 como se dio a conocer en medios nacionales e internacionales.
También aseguró que los “supuestos agentes” le quitaron la credencial de elector a Martins, con lo cual se avala su naturalización mexicana y lo mantuvieron incomunicado durante más de 26 horas en un área del Aeropuerto Internacional de Cancún.
Incluso, continuó, los elementos de Interpol México constataron que el argentino se encontraba en deterioro físico y lo llevaron a una farmacia cercana para que comprara sus medicamentos con recursos propios.

Asimismo, prosiguió, a las 11 de la noche fue trasladado en vuelo comercial a las instalaciones de la Interpol en la Ciudad de México y luego fue puesto a disposición de un Juez de Distrito en el Reclusorio Norte.
De acuerdo con Hernández Santillán, el Juez de Distrito desestimó las pruebas de la detención ilegal, por lo que se tramitan los amparos correspondientes por la incomunicación de su cliente y por su posible extradición.
Según dijo, por todas esas irregularidades podría alcanzar su libertad en menos de 60 días, tiempo que tarda la fundamentación de la petición del gobierno argentino para la extradición.
Finalmente, señaló que se teme por la salud de Martins, ya que a sus 71 años de edad padece de diferentes problemas cardíacos y de hipertensión, los cuales podrían complicarse ante las condiciones de hacinamiento y sobrepoblación que hay en el Reclusorio Norte.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *