Familia LeBaron, la historia de una masacre

55 0

Familia LeBaron, la historia de una masacre – Una niña, la última en ser encontrada, caminó 14 kilómetros con una herida de bala.

Gritos, balas, sobrevivientes y pérdidas humanas, así fue el día de terror del que la familia LeBaron fue víctima, tras una emboscada. Los menores que sobrevivieron a la masacre relataron todo lo vivido en este suceso, que dejó como resultado, nueve personas muertas, entre ellas, ser niños.

Por la manera en que los vehículos fueron hallados en el lugar de los hechos, es evidente que se trató de una emboscada, señalaron autoridades. Alex LeBaron, señaló que las mamás del grupo, gritaban por piedad, sin embargo, sus atacantes no tuvieron piedad. Alex, es uno de los sobrevivientes de esta comunidad mormona que se encuentra en Galeana, en Chihuahua.

Un día que se tornó rojo

La trágica escena tuvo lugar el lunes por la mañana, en la frontera entre La Mora, en Sonora y Galeana, en Chihuahua, ahí, fueron emboscados por sicarios armados. Sin importar los gritos de piedad, abrieron fuego, sin que las madres pudieran proteger a sus pequeños, la familia LeBaron estaba desarmada, iban a una celebración, explicó el sobreviviente.

Alex no descarta que este terrible atentado se trate de una “confusión”, al creer los sicarios que la familia LeBaron era un grupo rival. Este atentado no fue aislado, ya que a uno de los vehículos se le pinchó una llanta, por lo que Rhonita, con sus 4 niños, regresó a La Mora, sin embargo, su auto fue encontrado baleado e incinerado con ella y los pequeños a su interior.

Aproximadamente a 18 kilómetros de distancia con dirección al Estado de Chihuahua, pero aún en territorio de Sonora, se encontró otro vehículo. Y en el interior sin vida una persona adulta del sexo femenino y dos personas menores de edad. Finalmente, a dos kilómetros de la línea divisoria entre ambos estados, se localizó un nuevo vehículo, a quince metros el cuerpo sin vida de una mujer.

En total, las autoridades mexicanas precisaron que el saldo del ataque fue de tres mujeres y seis menores de edad asesinados. Además de seis menores lesionados, una menor ilesa y otra niña desaparecida, que fue hallada horas después.

Huyeron  hacia el monte

Cuando las ráfagas cesaron, los niños sobrevivientes mal heridos escaparon hacia el monte. La mayoría salió al camino cuando cayó el sol y escucharon que sus familiares los estaban buscando. La última en ser encontrada fue Mackenzie, una niña que caminó 14 kilómetros con una herida de bala. Duró más de 12 horas escondida en la sierra, pero logró sobrevivir.

En la escena del crimen los peritos levantaron más de 200 casquillos. Actualmente las víctimas que sobrevivieron al ataque están recibiendo atención médica en hospitales para infantes en Arizona, Estados Unidos. Según reportan las autoridades, cuatro niños están fuera de peligro y uno es reportado en delicado estado de salud.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *