Peticiones del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales para salvar las ballenas restantes del Golfo de México

Para ayudar a asegurar la supervivencia de esta especie en peligro crítico de extinción, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y nuestros socios están pidiendo al gobierno que establezca reglas para prevenir choques fatales con barcos.

La ballena del Golfo de México fue descubierta recientemente como una especie única de ballena grande que solo se sabe que habita en las aguas estadounidenses del Golfo de México. Es nuestra ballena. Sorprendentemente, esta especie está en peligro crítico de extinción: solo quedan unos 50 individuos y pasan la mayor parte del tiempo en las aguas de un valle submarino del sur de Florida.

Es por eso que el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y nuestros socios han solicitado al gobierno federal que proteja a la ballena en peligro de extinción del Golfo de México de los choques con barcos, que amenazan a la especie con la extinción. La petición requiere que la Administración Nacional de Pesquerías Oceánicas y Atmosféricas (NOAA) adopte regulaciones para crear una “zona de desaceleración de barcos” obligatoria durante todo el año, que requiere que todos los barcos viajen a velocidades de 10 nudos o menos dentro del hábitat principal de la ballena. La petición también solicita otras regulaciones con respecto a los barcos, incluida la restricción del paso de los barcos por el hábitat de las ballenas durante la noche y la mejora del monitoreo tanto de las ballenas como de los barcos.

El área de hábitat principal de la ballena del Golfo de México (la zona púrpura) está cubierta con un modelo de hábitat adecuado para la ballena del Golfo de México.

Adaptado de: NMFS 2020 “Opinión biológica sobre las actividades del programa de petróleo y gas reguladas a nivel federal en el Golfo de México”.

Las ballenas del Golfo de México han sufrido pérdidas importantes debido a la intrusión de agua de Deepwater Horizon y enfrentan innumerables otras amenazas. Sus hábitats se ven gravemente disminuidos por el desarrollo de petróleo y gas, y están constantemente en riesgo de derrames de petróleo y respuesta a derrames de petróleo. La contaminación acústica submarina, los plásticos y otros desechos marinos y el enredo de las pesquerías son amenazas adicionales.

READ  El Baux en la Almería española lucha por la igualdad

Si se pierde más de una ballena cada 15 años, es posible que la especie nunca pueda recuperarse. Es muy probable que las muertes por choques con barcos superen este número. Por lo tanto, se necesitan acciones de gestión inmediatas para reducir los riesgos de colisiones con barcos y otros impactos relacionados con los barcos para la supervivencia. Dado que la ballena del Golfo de México está protegida por la Ley de Especies en Peligro de Extinción y la Ley de Protección de Mamíferos Marinos, estas medidas también son requeridas por ley.

La gente se reunió en una playa en Tampa Bay, Florida, cerca del cadáver de una hembra lactante de una ballena del Golfo de México en 2009. La ballena murió en un asalto a un barco.

Dado que los barcos más lentos tienen menos probabilidades de chocar con una ballena mortal, una zona de desaceleración de barcos es la forma más eficaz para que las pesquerías de la NOAA protejan a las ballenas del Golfo de México y cumplan con sus obligaciones legales. Los barcos más lentos también hacen mucho menos ruido y es menos probable que molesten a las ballenas mientras realizan comportamientos importantes como alimentarse y socializar.

La ciencia también muestra que las ballenas pasan la mayor parte de su noche relajándose justo debajo de la superficie, en el camino directo de los barcos de calado que llegan. La petición solicita que los barcos solo crucen el hábitat principal de la ballena del Golfo de México durante las horas del día, cuando las ballenas pasan la mayor parte del tiempo alimentándose en las profundidades y cuando la tripulación del barco puede detectarlas fácilmente.

READ  Créditos tecnológicos reducen homicidios en Ciudad de México

Es fundamental que la NOAA también implemente medios para monitorear el área de desaceleración del barco y garantizar que las actividades humanas dentro del área cumplan con las regulaciones pertinentes, e identificar y responsabilizar a los infractores.

La agencia debe acelerar su respuesta a esta petición, presentada por el NRDC, el Centro para la Diversidad Biológica, los Defensores de la Vida Silvestre, Earthjustice, el Golfo Saludable y el Acuario de Nueva Inglaterra, y actuar rápidamente para proponer, evaluar y poner fin al área de desaceleración del barco y apoyar las medidas de mitigación relacionadas con los buques. Es la única oportunidad que tienen estas especies de sobrevivir y recuperarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *