El Tren Maya ya va con buena velocidad: Jiménez Pons

92 0

El Tren Maya ya va con buena velocidad: Jiménez Pons – La consulta del fin de semana fue importante para dar claridad al tema.

Para Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonetur), la consulta del pasado fin de semana sobre el Tren Maya, fue importante para tener claro el pulso de la población, que se manifestó mayoritariamente a favor, y acabar con comentarios y especulaciones sobre el supuesto rechazo a la obra en las comunidades indígenas.

En ese punto, consideró determinante el contacto que tuvo con las comunidades mayas desde hace más de un año para explicarles el proyecto. “Hoy estamos recibiendo el apoyo correspondiente”.

Creo que es un proyecto de gran tamaño, quizá el más importante de la administración de Andrés Manuel López Obrador, que ayudará a resolver problemas y generará nuevas condiciones de desarrollo para la región. Eso fue bien comprendido por las comunidades y parece ser, con este apoyo, que en tren ya va con buena velocidad, manifestó.

Según dijo, hubo varias formas de acercamiento, pues hay comunidades en la zona sur con antecedentes de reticencia respecto a cierta infraestructura. De hecho, hay zonas donde todavía, desde hace tiempo, se tienen adeudos por derecho de vía y, por supuesto, se les tiene que pagar.

Algo determinante es que se dieron cuenta de que se les estaba haciendo caso, que se estaba acudiendo a ellos por vez primera para pedirles su opinión y, no sólo eso, sino que aprovecharon para solicitar servicios y se les atendió, indicó.

Fue fundamental que el Gobierno Federal, para generar un proyecto de desarrollo integral, acudiera con acompañamiento de todas las dependencias para que las comunidades cercanas al derrotero tengan mejores condiciones. “No se vale un desarrollo sin que esté involucrada la comunidad”, dijo.

Otra cosa que también inspiró confianza fue decirles que no vendieran sus tierras, ni a nosotros, que se aguantaran para integrarse al desarrollo. Saben que no están siendo desplazados y que serán tomados en cuenta para integrarse al proyecto, añadió.

El funcionario apuntó que un tren es generador de plusvalía donde se instala una estación, pero con ordenamiento territorial, pues hay zonas de la costa de Quintana Roo que, desde hace décadas, no tiene orden ese desarrollo, no tienen drenaje, no tienen servicios, factores que no ayudan al desarrollo. “Los trenes ayudan a generar ordenamiento territorial”, comentó.

A la sociedad no le conviene que compremos las tierras a los indígenas, los saquemos de la jugada y al rato regresen como sirvientes del desarrollo. Una vez que se queden y reciban el beneficio del producto de la plusvalía, se quedan como socios con un beneficio que les va a ayudar generando renta. Además, los fideicomisos pueden madurar en distintos sentidos, la cuestión es que mantengan la propiedad, esperen el efecto de la plusvalía y, ya con certificados de propietario, empiecen a recibir rentas, subrayó.

No sólo se trata de desarrollo turístico, sino también de desarrollo agroalimentario y territorial de la zona y ese es el tema de ellos. Un ejido que abarca 10 mil hectáreas puede bien aportar mil al desarrollo, guardando una proporción de 70 por ciento de zona verde y 30 por ciento urbanizado y esa inversión les da suficiente renta, añadió.

En ese sentido, comentó que si llega alguien a poner un desarrollo ecoturístico, entra como socio de ellos o como rentista, pero la tierra no se le vende. Esa renta puede destinarse a promover el desarrollo de la comunidad, para que sigan con su forma de vida en mejores condiciones o adquirir implementos para producir y cosechar más.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *