AMLO negocia millonada “de vuelta”

21 0

López Obrador redobló su presión para que los accionistas de Altos Hornos accedan a devolver hasta 200 millones de dólares por la ruinosa compra de Pemex de la planta de Agronitrogenados, uno de los casos por los cuales actualmente es imputado Emilio Lozoya. Desde Palacio Nacional, el mandatario dijo que, sin esta devolución, no habrá acuerdo de rescate.

“Si los socios -de Altos Hornos (AHMSA) no están dispuestos a devolver este dinero, no hay problema, sencillamente no hay acuerdo. Nosotros no vamos a otorgar ninguna concesión si no recuperamos lo que se llevaron”, afirmó el mandatario en su conferencia diaria.

El comentario surge días después que el presidente afirmara que desde la empresa se había ofrecido devolver dichos recursos correspondientes a esta planta que fue catalogada posteriormente a su compra por Pemex, durante la administración de Lozoya, como chatarra, resultando un desfalco para la petrolera mexicana. Sin embargo, socios de la firma de Alonso Ancira salieron a desmentir en medios nacionales esta intención.

Para López Obrador, la devolución de estos 200 millones implica “una especie de reparación del daño”, pero agregó: “Si no devuelven el dinero, pues el juicio sigue adelante como está establecido, contemplado”.

Además, confirmó que, aunque el resto de los socios se resistan, sí hubo un ofrecimiento de devolver dicho dinero por parte del dueño de Villacero, Julio Villareal, quien ha estado en pláticas para adquirir esta empresa, aunque hasta el momento no se ha oficializado en qué capacidad.

Desde Palacio Nacional, el mandatario relató: “Ahora que se detiene (en España) al señor Ancira, dueño de Altos Hornos, o socio principal, tiene una negociación con otro empresario, le vende acciones o la planta y el otro empresario que compra la planta, o se vuelve socio mayoritario, nos manda a decir que si se realiza la operación, antes que nada llegaría a un acuerdo con el gobierno para devolver los 200 millones de dólares”. Minutos más tarde confirmó que se refería a Villarreal.

Días antes también había referido que el gobierno estaba dispuesto a alcanzar un acuerdo con la empresa, por ejemplo, dar plazos de la deuda, aunque dejó claro que de ninguna manera la cancelaría.

No es el único caso que tiene bajo la mira, pues el presidente también hizo mención de la planta de Etileno XXI, directamente relacionada con el caso de Odebrecht. “¿Cómo vamos a seguir pagando por ese contrato que firmaron durante gobierno de Calderón que obliga a dar un subsidio de hasta el 40% por el gas que Pemex le entrega a esa planta?”, cuestionó.

Estos comentarios, en línea con los dichos de este gobierno de ir por los bienes confiscados por el crimen organizado o “de cuello blanco”, incluso aquellos que están en el extranjero, pero que hayan realizado acciones ilícitas en México, como el caso de Genaro García Luna o César Duarte. En ese sentido, el canciller Marcelo Ebrard afirmó que trabaja en colaboración con autoridades estadounidenses.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *