Los roadtrips más bonitos de España

Además de las culturas y el patrimonio, las maravillosas carreteras de España también abren las mejores y más bellas características naturales y geográficas del país. Planee un viaje al Valle de Gerti para ver los cerezos en flor, visite las montañas de la Alpujarra en Granada o relájese en las playas de Cádiz: las opciones son muchas.

Flores de cerezo en el valle de Gertie
Sinónimo de flores de cerezo, el Valle de Guerte (Cáceres) en España es una vista pintoresca. Esta pista lineal de 30 kilómetros sigue la N-110, que discurre paralela al río Jerte, desde Navaconcejo hasta el collado de Tornavacas.

Uno comienza en Navaconcejo, un centro productor de cerezas que alberga cabañas de madera típicas de la montaña con balcones voladizos. Aquí también se encuentra La Fábrica, antiguamente un molino de lana y textil del siglo XVII que ahora es un centro cultural. Cabezuela del Valle, tu próxima parada, está oficialmente declarada Bien Histórico-Cultural y alberga el Museo de la Cereza. Cerca de Jerte se encuentra el Parque Natural de la Garganta de los Infiernos, con pintorescas cascadas y piscinas naturales.

Tornavacas es la ciudad más septentrional del Valle de Gerti. Desde aquí se puede descubrir el nacimiento del río que da nombre y vida a este valle. Disfruta de las preciosas sierras de Gredos y de la Sierra de Béjar. O hacer una excursión al punto más alto del puerto de montaña, Puerto de Tornavacas, donde el maravilloso mirador forma una «terraza natural» con unas vistas excepcionales del Valle de Guerte. Esta zona también es conocida por la calidad de su oferta de embutidos.

READ  Juez resuelve demanda por daños al entorno fronterizo México-Estados Unidos

Si uno desea ver los cerezos en flor en plena floración, cabe señalar que la estación de este varía de un año a otro. Es recomendable seguir las fichas de la web oficial de la oficina de turismo del Valle del Jerte y planificar el viaje en consecuencia.

Las montañas de Pujara en Granada
Las montañas de la Alpujarra en Granada es donde es probable que estés más cerca de experimentar ese escurridizo momento de paz zen en España. Las montañas escarpadas, los pueblos encalados y los olivares solo se suman a las vibraciones pacíficas en este camino a través del interior de Andalucía. El punto de partida es Granada, tras la cual se sigue por la A-44 sólo para desviarse hacia Lanjarón, puerta de entrada a la Alpujarra Granadina. La capital de la Alpujarra Baja se encuentra en Órgiva, situada a orillas del río Guadalfeo. Lo más destacado de la Basílica Nuestra Señora de la

Expectación y sus asombrosas torres. Luego se recorre la A-4132 para llegar a Soportújar, un lugar con conexiones con el misterio y la magia. También hay un centro budista cercano para aquellos que buscan silencio, meditación y tranquilidad.

El siguiente tramo de este recorrido de 109 kilómetros transcurre por el cruce de la Alpujara Alta, pasando por el Valle de Boquera. Tres pueblos – Pampanera, Bubión y Capileira – fascinan a los viajeros con su arquitectura y lugares de venta de artesanías en cuero, cerámica y tejido. Trevélez, uno de los pueblos más altos de España con unas estupendas vistas a Sierra Nevada, también está de camino. Entonces ven a los destinos que venden y sirven carne de cerdo premium – Juviles, Mecina Bombarón, Yegen, Válor y Puerto de la Ragua. El viaje de regreso se puede realizar por la A-438, que está más al sur, esta ruta pasa por ciudades como Yatur, Cadiar y el hermoso pueblo encalado de Torvison.

READ  Tequila, Jalisco, ha sido certificado como el primer destino turístico inteligente en México y América Latina

Playa de Cádiz

Un viaje para conocer las playas de Cádiz
No es de extrañar que las playas de la costa gaditana sean desde hace mucho tiempo un éxito entre veraneantes y turistas. La búsqueda de la playa perfecta para relajarse comienza en Jerez de la Frontera, la capital de la comarca de Jerez. Luego continúa por la Costa de la Luz con el Océano Atlántico y lugares como Sanlúcar de Barrameda. Durante el verano, sus playas son testigos de las carreras de caballos más largas de España. Cádiz en sí es una ciudad blanca y brillante, la ciudad más antigua de Europa occidental. Seguro que vale la pena explorar su hermosa bahía, sus calles angostas, sus antiguos barrios imponentes y su catedral barroca y neoclásica.

El tramo de ensueño de Cádiz se extiende con Conil de la Frontera, al cruzarse con la Playa de El Palmar, famosa por sus aguas cristalinas. Para algo un poco más puro y prístino, diríjase a los acantilados de Roche con bahías interconectadas, a algunas de las cuales solo se puede llegar durante la marea baja a través de escaleras talladas en la misma roca que forma los acantilados.

Parte de la cocina española

También hay un toque de Andalucía a lo largo de esta carretera de 204 kilómetros. Visite pueblos pesqueros como Zahara de los Atunes para conocer el verdadero sabor de la región andaluza. Platos imperdibles incluidos Galleta Frita (poco pescado frito) y un maravilloso atún neto, mientras que la gran variedad de playas aquí significa que hay algo para atraer a casi todos. Pinos y dunas de arena blanca esperan en la Playa de Bolonia, a la que se puede llegar conduciendo hasta Tarifa. Durante la estancia, planee visitar la antigua ciudad romana de Baelo Claudia. La Playa de Valdevaqueros es recomendable sobre todo si eres aficionado al windsurf y al windsurf.

READ  Mejores hoteles en Ciudad de México | Resumen arquitectónico

Viaja más hacia el interior y te mostrarán el maravilloso ambiente de la Sierra de Cádiz. Esta sección toma una de las 19 ciudades anteriores (como Arcos de La Frontera, Algodonales, Torre Alháquime, Grazalema y Benamahoma), cada una con una herencia morisca, y sus paredes encaladas a menudo se mezclan con las rocas circundantes.

Viaja y conduce para explorar España, aprende más – https://brochure.spain.info/es/vuela-y-conduce-los-mejores-viajes-por-carretera/.

Esta es una publicación patrocinada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.