La NASA transformó el cadáver de la estrella en sonido y el resultado es sorprendentemente animado

Remanente de supernova de Tycho, fotografiado por el Observatorio de rayos X Chandra.

Rayos X: NASA / CXC / RIKEN & GSFC / T. Sato et al. Óptica: DSS

En 1572, Tycho Brahe notó lo que parecía ser una nueva estrella brillante en la constelación de Casiopea. El astrónomo danés ya había descubierto una estrella anterior. Hoy, casi 450 años después, podemos escuchar los restos de una estrella emergiendo con una espectacular explosión en una supernova.

La imagen de arriba es de Remanente de supernova de Tycho Fue creado utilizando observaciones de la NASA y el Observatorio de rayos X Chandra del Smithsonian. Como si no fuera lo suficientemente colorido, también es el tema más reciente de un fascinante proyecto pandémico tomado por la científica de visualización Chandra Kimberly Arcand para convertir lo que es esencialmente el cadáver de una estrella en sonido.

Durante el año pasado, el proyecto de sonicación ha construido modelos acústicos personalizados para Traducir muchas nebulosas, galaxias y otras curiosidades cósmicas en experiencias de audio.

“Cada sonicación se crea para representar mejor los datos científicos de una manera que tenga más sentido para los datos específicos, sin dejar de ser representada con precisión y contar la historia, al tiempo que proporciona una nueva forma de transmitir significado a través del sonido”. Arkand explicó En una sesión de preguntas y respuestas de la NASA.

La última incorporación a la colección son los sonidos del remanente de la supernova Tycho. La sonicación utiliza datos de rayos X de Chandra, comenzando desde el centro y moviéndose hacia afuera. Los tonos bajos y altos se asignan a diferentes colores en el espectro, con gradaciones de rojo que producen tonos más bajos y tonos azules o violetas que se traducen en tonos más altos.

Además, las estrellas individuales que aparecen en el fondo de la imagen se capturan como notas individuales en una lira. El resultado es una especie de cacofonía etérea que se presta a una ternura más suave para una interpretación sorprendentemente reconfortante de los restos de la aniquilación total.

READ  La misión Crew-2 Dragon está en los últimos preparativos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *