España ofrece enviar aviones de combate a Bulgaria como parte del plan de la OTAN para disuadir a Rusia | España

España ofreció el jueves enviar aviones de combate de la fuerza aérea a Bulgaria como parte de un plan de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para disuadir una posible incursión rusa en Europa del Este.

La ministra de Defensa española, Margarita Robles, también reiteró el compromiso de España con la OTAN, pero indicó que el Gobierno apoya la «desescalada» y el fin diplomático de la actual crisis, motivado por la creciente agresión de Rusia contra Ucrania.

En febrero de 2021, la Fuerza Aérea envió seis Eurofighters a la Base Aérea Mihail Kogălniceanu, ubicada cerca de la ciudad de Constanta en Rumania. Desde esta base, los aviones patrullaban el Mar Negro. Este año, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa español ofreció repetir la misión en Bulgaria si se solucionaban los problemas logísticos relacionados con la operación. Esta tarea se llevará a cabo en paralelo con la que tendrá lugar en la primavera en Lituania. La operación de cuatro meses en Lituania, que España llevará a cabo por novena vez, tiene como objetivo proteger el espacio aéreo de los países bálticos de posibles incursiones rusas.

Además, el Departamento de Defensa impulsó la integración Plaza de Lisau Una fragata de la flota permanente de la OTAN, que operará en el Mediterráneo Occidental y el Mar Negro. el Plaza de Lisau, que es una de las fragatas más nuevas de la Armada española, debía unirse a la flota de la OTAN en unas pocas semanas, pero esto se pospuso para la próxima semana debido al aumento de las tensiones con Rusia. el meteoritoEl patrullero marítimo de la clase Meteor, conocido por sus siglas en español BAM, también zarpó este lunes desde Las Palmas de Gran Canaria para incorporarse al Grupo Permanente de Acción contra Minas 2 de la OTAN, que comandará durante seis meses en una operación que también se prevé tienen lugar en el Mar Occidental, Mediterráneo y Mar Negro.

READ  España devuelve vehículos comerciales en la frontera de Gibraltar
Un avión Eurofighter en las Islas Canarias. Elvira Urquijo A. (EFE)

Desde que Rusia anexionó Crimea a Ucrania en 2014, España ha participado activamente en las acciones de la OTAN para incrementar su presencia en Europa del Este. Su principal aportación provino del apoyo terrestre, ya que en la base de Adazi, en Letonia, a 120 kilómetros de la frontera con Rusia, se encontraban estacionados 346 soldados y vehículos blindados de combate Leopardo y Pizarro. La misión de este batallón oriental, que está bajo el mando de Canadá, es demostrar la solidaridad de la OTAN con los estados bálticos y advertir a Rusia de que cualquier agresión contra estos países sería una declaración de guerra contra la OTAN.

Estas misiones ya estaban programadas para llevarse a cabo antes de que Rusia escalara las tensiones al desplegar tropas en las fronteras de Ucrania. Lo nuevo es que la OTAN celebró por primera vez una reunión extraordinaria de su Comité Militar, y dio instrucciones para acortar los períodos de reclutamiento y el período durante el cual podría responder con fuerza para asegurar su preparación para el combate.

A pesar de esto, fuentes de la OTAN dicen que incluso en el peor de los casos, la alianza no está considerando un conflicto militar con Rusia por Ucrania. Ucrania no pertenece a la OTAN y, por tanto, no está cubierta por el Tratado del Atlántico Norte, conocido popularmente como Tratado de Washington, que se compromete a la defensa mutua en caso de agresión. De hecho, uno de los objetivos de Rusia en la crisis actual es obtener garantías de que Ucrania nunca se unirá a la OTAN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.