España ha hecho un llamamiento a Bélgica para que detenga ‘urgentemente’ a un presidente independentista

Las autoridades españolas han pedido a Bélgica que implemente “urgentemente” una orden de arresto europea contra el ex presidente catalán Carles Puigdemont porque su caso era “extremadamente delicado”, se reveló.

Sin embargo, Bélgica, junto con Alemania, Austria, Lituania y Suiza, advirtieron al juez del Tribunal Supremo Pablo Larina que no arrestarían al eurodiputado exiliado.

El juez, que había estado persiguiendo implacablemente a los líderes independentistas exiliados en toda Europa, quería que arrestaran al ex presidente dondequiera que se encontrara, independientemente de las inmunidades que se le concedieran como miembro del Parlamento Europeo.

LEER MÁS: Los españoles se burlan de Carles Puigdemont en su regreso a Bruselas

Los detalles surgieron en documentos enviados por España a un tribunal de Cerdeña, donde Puigdemont fue arrestado y liberado el fin de semana pasado, y vistos por el portal de noticias catalán VilaWeb. Dijo que varios países de la UE le habían dicho a Larina que no arrestarían a Puigdemont, a quien España busca por el referéndum de independencia de Cataluña de 2017, si entraba en su territorio.

Sin embargo, Alemania informó de este problema el año pasado, y otros países del Sistema de Información de Schengen informaron: “Nos gustaría informarles que, según el Ministerio de Justicia alemán, la persona que busca [Puigdemont] Tiene inmunidad diplomática como miembro del Parlamento Europeo hasta que sea levantado por ese parlamento … No sería muy probable que esta persona sea mantenida bajo custodia para cualquier procedimiento de extradición “.

La noticia de la persecución del juez del Parlamento Europeo y del rechazo de Europa a sus iniciativas se produjo cuando los partidarios de la independencia catalana comenzaron un fin de semana de protestas y otros eventos para conmemorar el cuarto aniversario del referéndum. España declaró ilegal la votación y llevó a la imposición de un gobierno directo sobre Cataluña.

READ  Docenas de manifestaciones en el centro de Denver para exigir acciones en la frontera entre Estados Unidos y México - CBS Denver

La popular agrupación Omnium Cultural de Barcelona reunió a destacadas personalidades de los partidos independentistas y de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para celebrar los resultados de lo que algunos ponentes denominaron el “Partido Democrático”, celebrado hace cuatro años.

Estuvieron presentes el expresidente Artur Mas y el actual presidente Pere Aragones, junto a la presidenta del Parlamento, Laura Porras, y algunos de los presos durante el referéndum de 2017, entre ellos Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Queksart.

Los ponentes reiteraron su intención de aprobar un proyecto de ley de amnistía y lograr la autodeterminación de Cataluña.

Aragonés pidió la unidad entre los partidos independentistas y dijo que un nuevo referéndum era la única solución al conflicto. Cataluña volverá a votar. El referéndum es la solución inevitable. Ahora es el momento de restaurar el espíritu 1-O. [October 1],” Él dijo.

“Este gobierno se declara orgulloso y heredero del 1-O y está comprometido a continuar el camino de la independencia”.

El expresidente Quim Torra, que fue excluido de su cargo por las autoridades españolas, escribió en Twitter: “El 1-O es una fecha. No habría pasado nada si no se hubiera fijado un día para el ataque.

“Y el 1-O es un plan en el que trabajé durante meses (y solo fallé porque no defendimos la república declarada)… Hace un año salí del palacio y volvería a hacer lo mismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *